[Presentación y reflexiones] Prevención del ictus desde intervenciones poblacionales

Este fin de semana tuve el placer de participar en las I Jornadas sobre la Atención Multidisciplinar del Ictus, organizadas por la asociación de pacientes SOS Ictus.

En una época en la que existe cierto reduccionismo en el abordaje del riesgo cardiovascular, apelando simplemente a la responsabilidad individual, prestando poca atención a los determinantes que condicionan los estilos de vida y la salud, me atreví a plantear una ponencia más alejada del enfoque ortodoxo “biomédico“.

A menudo, achacamos toda la responsabilidad al paciente en el mal control de sus factores de riesgo, o valoramos como éxito o fracaso nuestras intervenciones en función de una serie de parámetros cualitativos (analíticos o somatométricos). Posiblemente, las dinámicas que rigen la actividad de una consulta de Atención Primaria dan para poco más, pero ya que salimos de la trinchera al encuentro de los ciudadanos, vamos a intentar tocar con la punta de los dedos asuntos relacionados con la promoción de la salud.

O como señala la OMS acerca de la epidemia de obesidad infantil:

“La OMS reconoce que la prevalencia creciente de la obesidad infantil se debe a cambios sociales. La obesidad infantil se asocia fundamentalmente a la dieta malsana y a la escasa actividad física, pero no está relacionada únicamente con el comportamiento del niño, sino también, cada vez más con el desarrollo social y económico y las políticas en materia de agricultura, transportes, planificación urbana, medio ambiente, educación y procesamiento, distribución y comercialización de los alimentos.”

Anuncios