Repaso de la escabiosis (sarna)

En mi última guardia atendí a un paciente con un cuadro clínico de prurito y alguna lesión que me hizo sospechar escabiosis (sarna). Hacía tiempo que no me planteaba esa duda, así que hago un repaso.

La escabiosis de los humanos la causa el ácaro Sarcoptes scabiei var. hominis. Normalmente se transmite por contacto estrecho, piel con piel. Esta variedad solamente sobrevive y se reproduce en la piel del ser humano (la variedad de los perros puede transmitirse, pero no puede reproducirse en piel humana, por lo que el cuadro cede sin tratamiento), aunque es posible el contagio con ropa u otros fómites con presencia importante del ácaro, utilizados en los últimos 3 días por alguien afectado.

PHIL_3416_lores.jpg

 

Debemos considerarlo siempre ante un cuadro de prurito sin otra causa aparente. Aunque su incidencia es mayor en situaciones de pobreza, hacinamiento, malas condiciones higiéticas, etc, no debemos descartarla en otros casos. Pueden presentarse brotes epidémicos en instituciones como colegios, hospitales, residencias de ancianos, campamentos, etc.

El parásito no es vector de enfermedades sistémicas. En este momento no es una Enfermedad de Declaración Obligatoria.

Cuadro clínico:

  • Picor, que suele empeorar por la noche.
  • Puede afectar a tronco (menos frecuente en la espalda) y extremidades, y es poco habitual en cara y cuero cabelludo (más en niños).
  • Las lesiones son reactivas a los ácaros y sus productos (heces, huevos), por lo que pueden persistir síntomas unas 2-4 semanas tras eliminarlo. Igualmente, si es una primera infestación, las manifestaciones pueden tardar semanas en presentarse.
  • Los surcos acarinos (ver foto) característicos (camino excavado por el ácaro en la piel, de 2 a 15 mm) son más frecuentes a los lados y entre los dedos, en los bordes de las manos y las caras flexoras de muñecas. No obstante, son más habituales lesiones papulares, eritematosas, a menudo escoriadas, en las localizaciones anteriores que además pueden verse adyacentes a mamilas (más en mujeres), zona periumbilical, cintura, y otras localizaciones (ver dibujo).
  • Los nódulos escabióticos se ven más frecuentemente en el pene, ingles o axilas, y persisten varias semanas tras la erradicación, ya que se relacionan con la sensibilización alérgica al ácaro o a sus productos.
  • Las sobreinfecciones estafilocócicas pueden complicar el diagnóstico.
scabies_distribution-148154DA80120132EF7.png
Distribución de lesiones por escabiosis
Captura de pantalla 2015-11-29 a las 9.32.51.png
Surco acarino. Fuente: pcds.org.uk/clinical-guidance/scabies#!prettyPhoto

Tratamiento y medidas complementarias:

  • Primera elección: crema de Permetrina al 5% (Perme-cure 5% crema, Sarcop, ambas presentación de 40 o 70 gr). Sería categoría B en el embarazo (según Uptodate).

    Se aplica por toda la superficie corporal (exceptuando cuero cabelludo y cara), desde el cuello y zona retroauricular hacia abajo, frotando con las manos por todo el cuerpo sin dejar ninguna zona sin tratar; es necesario insistir en las zonas más afectadas, como los espacios entre los dedos de manos y pies, zona bajo las uñas, palmas y plantas, axilas e ingles, genitales externos y surco anal, respetando siempre las mucosas genital y anal.

    Se deja actuar durante unas 12 horas sin cambiarse de ropa (entre 8 y 14 horas para la permetrina, y 8 horas para el lindano), preferentemente durante la noche, lavándose después en la ducha hasta retirarlo completamente. Se recomienda utilizar agua fría o tibia, pues con el agua caliente la piel irritada puede escocer.

    Transcurridos 7 días se recomienda repetir el mismo tratamiento por segunda vez para asegurar la curación (aunque otros autores sólo indican esta medida si se observan parásitos vivos en las lesiones).

  • Alternativas:
    • Ivermectina oral: dosis única de 200 mg, repitiendo a las dos semanas, tiene una efectividad similar a permetrina, según CDC (Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines, 2015).
    • Loción de lindano al 1%, que puede presentar neurotoxicidad, por lo que se desaconseja en menores de 2 años, mujeres gestantes o en la lactancia.
    • Loción acuosa de malation al 0,5%

Recomendaciones adicionales (debemos darlas por escrito):

  • Los vestidos y ropas de cama y de aseo utilizados los días previos deben lavarse a alta temperatura (más de 50ºC), pudiendo utilizarse el lavado a máquina en ciclo caliente (puede complementarse con uso de secadora o planchado) o la limpieza en seco. Es recomendable cambiar todas estas ropas diariamente.
  • Las prendas u otros objetos contaminados que no sean susceptibles de recibir esta limpieza pueden mantenerse durante una semana (al menos tres días) guardados en una bolsa de plástico bien cerrada, ya que a partir de 72 horas el parásito no es viable fuera del hombre (aunque puede ser más en ambiente frío y húmedo, sobre todo las hembras).
  • Los pacientes deben ser advertidos para evitar el contacto corporal con otras personas hasta que ellos y sus parejas hayan completado el tratamiento y seguimiento de la enfermedad. Ello incluye la separación temporal del medio laboral cuando implica contacto corporal directo con otras personas, sobre todo en colectividades como hospitales, colegios, residencias de ancianos…, etc. Pueden volver al trabajo o el colegio al día siguiente del tratamiento.
  • Evaluar a contactos estrechos, para valorar tratamiento (algunas fuentes recomiendan tratamiento simultáneo de contactos estrechos, incluso asintomáticos, aunque no hay estudios de buena calidad que confirmen la eficacia de esta práctica)

Fuentes:

Anuncios