#WTF?: Celestone cronodose intramuscular para lumbociática

Según la AEMPS, Celestone cronodose® fue autorizado el 1 de marzo de 1965. Esa semana, coronaban las listas de éxitos de Reino Unido The Seekers, un cuarteto australiano que tuvo gran éxito durante un par de años más.

Celestone cronodose® es una mezcla de fosfato disódico de betametasona (6 mg) y acetato de betametasona (6 mg), en suspensión acuosa estéril de 2 ml. La ficha técnica señala que esta fórmula está preparada “para administración intramuscular, intraarticular, periarticular, intrabursal, intradérmica e intralesional”. Una indicación clásica (y aún vigente) de la vía intramuscular para betametasona es la prevención del síndrome del distress respiratorio del recién nacido.

Seguimos con la ficha técnica: recomienda administrar, en diversas indicaciones, 1/2 ampolla (1 ml), una o más veces por semana, según el caso, y solamente la ampolla completa “en las enfermedades graves, como el estado de mal asmático y el lupus eritematoso diseminado”.


Aquí tenemos a una parte de la criatura: acetato de betametasona.

betametasona acetato
betametasona acetato

Betametasona es un glucocorticoide idéntico a la dexametasona salvo por la configuración del grupo metilo en C16: en la betametasona es beta y en dexametasona es alfa. Tiene una potencia antiinflamatoria 25-40 veces mayor que la hidrocortisona. 6 mg de betametasona equivalen a 7,5 mg de dexametasona y a 50 mg de prednisona.

El acetato de betametasona es un polvo blanquecino, prácticamente insoluble en agua, pero soluble en alcohol y cloroformo. Al ser un éster poco soluble, forma un depósito que se absorbe de forma lenta, permitiendo un efecto prolongado del corticoide, junto con el efecto rápido del fosfato disódico de betametasona.

Estudios realizados con la aplicación intramuscular de la suspensión de esta mezcla  mostraron discrepancias en las concentraciones de betametasona en sangre. Un estudio reciente mostró una vida media de betametasona fosfato de 0,43 horas, siendo la vida media de la betametasona en plasma tras la inyección de la suspensión de acetato y fosfato de betametasona de 12,92 horas, confirmando la liberación lenta que produce el acetato de betametasona (Pharmacokinetics of Betamethasone After Single-Dose Intramuscular Administration of Betamethasone Phosphate and Betamethasone Acetate to Healthy Subjects. Clinical Therapeutics/Volume 34, Number 1, 2012).

Cuando es utilizado en aplicacion intralesional en dermatología, se van liberando cantidades medibles del glucocorticoide hasta 3-4 semanas. La duración del efecto en la vía intramuscular no está claramente establecida, aunque no parece suprimir los niveles de cortisol más de 12 días.

Ohlander BO, Hansson RE, Karlsson KE. A comparison of three injectable corticosteroids for the treatment of patients with seasonal hay fever. J Int Med Res (1980) 8, 63
Ohlander BO, Hansson RE, Karlsson KE. A comparison of three injectable corticosteroids for the treatment of patients with seasonal hay fever. J Int Med Res (1980) 8, 63

(Varios datos de farmacocinética tomados de: Katzung B, Basic & Clinical Pharmacology. 12th edition. McGraw-Hill 2012)


Búsqueda bibliográfica sobre su NO aplicación clínica en dolor lumbar agudo o ciática:

  • Pubmed: artículos con la búsqueda betametasona en ciática (“Betamethasone”[Mesh]) AND “sciatica”[Mesh]): pocos, y todos en administración epidural o intravenosa.
  • Guías clínicas: Nada. Sobre los corticoides sistémicos en ciática o dolor lumbar agudo, ya hemos redactado una entrada.
Por tanto, Celestone cronodose® como tratamiento del dolor lumbar agudo o lumbociática tiene el honor de entrar en la galería WTF? 
Anuncios